Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Salta

Área de Comunicación Volver

11/07/2012-Para un experto, la resolución de hechos delictivos se basa en la unión del forense y el investigador  

Nuevo Diario
En su paso por Salta, donde disertó sobre la medicina legal y la investigación de homicidios, el prestigioso médico forense, Osvaldo Raffo elogió el laboratorio que posee el Cuerpo de Investigaciones Fiscales y afirmó que "el Gobierno de Salta haya apoyado la creación de semejante laboratorio es una clara muestra de que en esta provincia existe una decisión política de luchar contra el crimen".

Raffo elogió el esfuerzo y la visión de la Procuración de la Provincia en la gestación del CIF, pues "un laboratorio así no existe en Buenos Aires. La verdad es que me voy maravillado por el equipamiento que este laboratorio posee y por la capacidad profesional del personal, puesto que he visto en cada uno de ellos orden, respeto y un gran entusiasmo por seguir las normas de trabajo y hacer las cosas bien".

Junto a su pupilo, el médico legista, Adrián Crescenti, hoy también un reconocido médico forense, Raffo ofreció un taller organizado por el CIF, jornadas que a sala llena se impartieron en el salón auditórium de la Ciudad Judicial.

Sobre la experiencia vivida en Salta, Raffo destacó "el entusiasmo de los participantes. Me llamo mucho la atención que gran parte de ellos eran jóvenes con grandes deseos de trabajar en esta rama de la medicina, la que muchas veces no es bien vista o atractiva. En Buenos Aires, en cambio, existe actualmente una escasez de profesionales jóvenes en esta materia".

Raffo resaltó el aporte que la medicina legal brinda a la Justicia en su lucha contra el crimen, máxime ahora que "estamos viviendo una época de inusitada violencia". "La medicina legal no es un médico disfrazado de abogado ni tampoco un abogado disfrazado de médico. La tarea del legista es clave, pues le otorga al director de la investigación datos de extrema relevancia para el esclarecimiento del caso".

"Aquello de que el cadáver habla a través de sus lesiones no es una mera frase, sino algo cierto y sólo el médico legista es la persona preparada para detectar eso que el cuerpo tiene que decir. Con eso, la medicina va a la sala del derecho, donde el juez determina, según la ley, lo que es justo", explicó.

En esta parte, Raffo se mostró contrariado,  por lo que sucede en las grandes urbes, pues "a veces uno hace todo para llevar a la Justicia elementos que permitan la detención del violador o de un ladrón, pero a los días, y por las leyes nuevas que se dictan, lo vemos nuevamente en libertad".

"Desde la medicina legal, uno puede determinar causa, distancia y otros mecanismos y detalles que ayudan a la descubrir la verdad real, pero cuando el derecho cambia, a veces la medicina legal de nada sirve. Entonces, nos sentimos frustrados", agregaron Raffo y Crescenti.

Para ambos conferencistas, la clave en la resolución de los hechos delictivos está "en la unión del forense y el director de la investigación".

Volver