Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Salta

Área de Comunicación

11/07/2011 - Iglesia San Francisco: condenan a la AMT por no presentar estudios estructurales  

Dada la demora de la Autoridad Metropolitana del Transporte en presentar los estudios estructurales que se comprometió realizar respecto al impacto del transporte masivo en una de las calles aledañas a la Iglesia, el Procurador Pablo López Viñals demandó -por la vía de amparo- a ese organismo a fin de que emita una respuesta. Al respecto, el Juez de Cámara José Gerardo Ruiz, hizo lugar al planteo y condenó a la AMT a presentar en un plazo de diez días los reportes exigidos.

PARTE DE PRENSA

Salta, 11 de julio de 2011

Iglesia San Francisco: condenan a la AMT por no presentar estudios estructurales

   Dada la demora de la Autoridad Metropolitana del Transporte en presentar los estudios estructurales que se comprometió realizar respecto al impacto del transporte masivo en una de las calles aledañas a la Iglesia, el Procurador Pablo López Viñals demandó -por la vía de amparo- a ese organismo a fin de que emita una respuesta. Al respecto, el Juez de Cámara José Gerardo Ruiz, hizo lugar al planteo y condenó a la AMT a presentar en un plazo de diez días los reportes exigidos.
   El amparo fue presentado el 7 de julio pasado, mientras que el juez Ruiz, de la Sala IV de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, resolvió la demanda al día siguiente, a la vez que le otorgó a la AMT un plazo de 48 horas a fin de recurrir la resolución judicial.
   Como se recordara, y en función de una nota periodística que daba cuenta del supuesto deterioro causado por el recorrido de los colectivos frente a la Iglesia, el Procurador inició el 1 de febrero una serie de diligencias a fin de resguardar el templo, comenzando por un pedido de informes a la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Provincia respecto al estado actual del edificio, la evaluaciones técnicas realizadas, las normas y gestiones que se llevaron adelante en pos de su protección.
   En su contestación, los profesionales informaron que se observaron daños mínimos en la Bóveda Menor de la Iglesia, no obstante recomendaron que la AMT revea el tránsito masivo por calle Córdoba y que se lleve adelante un estudio estructural para medir el impacto que esa actividad ocasiona.
   Al respecto, la presidenta de la AMT, ingeniera Adriana Pérez, comentó una serie de gestiones que dispuso para disminuir el tránsito por las calles que rodean la Iglesia, como así también adelantó que se iba a firmar un convenio con la Universidad Nacional de Salta para realizar los estudios del caso.
   Transcurridos más de tres meses, la AMT no respondió al pedido del Procurador, por lo que el 14 de junio se reiteró solicitud de informes, pero tampoco hubo respuestas. En vista de ello, es que desde la Procuración se demandó al organismo mediante la vía de amparo.
   En su planteo, López Viñals resaltó no solo la demora sino que la negativa evidenciada por la AMT obstruye la posibilidad de que el Ministerio Público, como representante de la sociedad, pueda ejercer el control efectivo y requerir las medidas para la preservación ambiental y patrimonial, incluso la protección  y reparación.
El juez Ruiz coincidió con el Procurador en este aspecto y también en lo relacionado a la provisión de la información, ya que la Ley 25.832 establece que “para acceder a la información ambiental no será necesario acreditar razones ni intereses determinado”. Asimismo, el magistrado puntualizó que la legislación local dispone  que “los habitantes de la provincia gozan del derecho a solicitar y recibir adecuada información”. En vista de ello, decidió condenar a la AMT a presentar los informes estructurales exigidos.
   Por último, cabe resaltar que el fallo el juez Ruiz sienta jurisprudencia en materia de pedido de informes, ya que esta acción siempre se hizo por la vía administrativa o extrajudicial, mientras que ahora, y frente a aquellos organismos e instituciones privadas reticentes a dar informes, queda abierta  la vía judicial a través del amparo.

PROCURACIÓN GENERAL