Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Salta

Área de Comunicación

15/12/2015 - Mandan a juicio a tres jóvenes por un crimen en Finca Independencia  

En el marco de la causa abierta por el homicidio de Franco Torres, asesinado frente a un “aguantadero” en barrio Finca Independencia el 22 de agosto pasado, el fiscal penal, Pablo Rivero, de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, requirió el enjuiciamiento de los hermanos, Carlos y Alejandro Aguilera y Emiliano Herrera.

En la investigación penal de este crimen, el fiscal pudo establecer que Torrez fue atacado por los hermanos Aguilera, de 27 y 25 años, y Herrera, de 25, con armas blancas y un arma de fuego, la cual fue utilizada para golpearlo en la cabeza.

Los acusados fueron detenidos a partir de los testimonios del acompañante de Torrez y de su cuñada, quienes identificaron a los agresores.

De las testimoniales obtenidas por el fiscal, se pudo determinar que Torrez había llegado a un “aguantadero” en el mencionado barrio junto a un amigo, identificado como Franco Puca, con la intención de comprar estupefacientes. Allí, por una disputa de larga data, uno de los acusados increpó y atacó a la víctima, agresión de la que también participaron los otros dos imputados. Como resultado del ataque, Torrez resultó con numerosas heridas producidas con cuchillos, como así también recibió golpes en la cabeza con la culata de un revólver.

Torrez, malherido, zafó de sus atacantes y pudo ser rescatado por su amigo, quien al ver su grave estado lo llevó en su motocicleta hasta la Comisaría 10ª, donde le dieron los primeros auxilios. Luego fue trasladado al Hospital San Bernardo, donde falleció después de cinco días de agonía.

En su requerimiento de juicio, el fiscal evaluó que la cantidad de heridas que sufrió Torrez ponen en evidencia la violencia desmedida ejecutada por los acusados contra la victima, quien no tuvo posibilidad de defensa. Para la fiscalía, la conducta de los imputados dejó en evidencia que su accionar, sin lugar a dudas, estuvo orientado a producir la muerte de la víctima.

En vista de ello, el fiscal calificó la muerte de Torres como homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas, y solicitó al juzgado de garantías 7 el enjuiciamiento de los hermanos Aguilera y Herrera por este brutal asesinato.